___________________________ Cartas PH __________________________


LA VERDADERA HISTORIA DE CRISTO


 

08/04/2011

 

Hace como 2000 años se reunieron un grupo de judíos muy estudiosos de las Escrituras a pesar de que eran de humilde extracción pues unos eran sencillos pescadores, otro era recaudador de impuestos, uno era un adolescente, etc.

A partir de las Profecías, diseminadas en las Escrituras a lo largo de mil años, se pusieron a inventar un personaje que cumpliera con todas, aunque la cosa era difícil porque las famosas profecías aparentaban contradicciones. Sin embargo eran muy ingeniosos y su personaje las encarnaba a todas.

En primer lugar se había dicho que dicho personaje llamado Mesías debía ser hijo de una virgen, cosa absolutamente inusitada porque nunca ninguna mujer se ha embarazado solita sin la cooperación de su esposo y para solucionar el asunto, dijeron que un Espíritu Santo le había hecho el favor, salvando la profecía de Isaías. El Mesías debía ser, según Miqueas, de la familia de David y como la ciudad de David era Belén, hicieron que sus papás fueran a Belén a empadronarse y ahí le tocó a la virgen-madre darlo a luz.

Pero otra profecía mencionaba “Llamé a mi hijo de Egipto” y entonces inventaron una persecución de parte de Herodes y tuvieron que refugiarse en Egipto hasta que pasara el peligro.

Por otro lado., según Isaías, tenía que ser nazareno y por eso se quedaron a vivir en esa ciudad. Además existía una profecía de Isaías que anunciaba “una voz que clama en el desierto” y esa voz fue la de otro personaje imaginario llamado Juan el Bautista.

El Mesías, ¡qué imaginación!, tenía que ir al desierto para tener una discusión muy bíblica según estaba escrito, con Satanás, pero salió por supuesto victorioso.

Más adelante se encontraron con una serie de profecías dificilísimas de conjuntar como aquello de que el esperado Mesías, debería ser traicionado, ser azotado, condenado muerto crucificado entre dos ladrones, dar la vida por todo el pueblo, etc...

Pero lograron dar explicación a todos los detalles hasta aquello de que se jugarían las vestiduras del crucificado. Todo estaba escrito y los fariseos, saduceos y escribas, muy obedientes a las Escrituras, tuvieron que pedir su muerte llenándolo de insultos. Hasta a los soldados romanos los hicieron entrar al cuento, muy cumplidores de las profecías que seguramente no conocían. Casualidades pues. Todo perfecto.

A ese personaje fantástico le pusieron el nombre de Jesús.

Pero hay algo que no es fácil explicar: inventaron que el muerto resucitaría al tercer día haciendo la cosa más dura de creer pero aquellos hombres se enamoraron de su personaje hasta tal grado que aseguraron la resurrección de Jesús y empezaron a predicar su historieta con tal fervor que sufrieron persecuciones, destierro, tormentos y hasta dieron la vida por ello. ¿No sería raro, de locos, dar la vida por un personaje inexistente?...

O tal vez, Jesucristo es verdaderamente el Mesías, el Hijo de Dios y de María, Hombre como nosotros y Dios como el Padre, que vino a el mundo para redimirnos y es el PERSONAJE MÁS IMPORTANTE DE LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD y entonces debemos a nuestra vez conocerlo, aceptarlo, adorarlo seguirlo y dar testimonio de Él hasta el martirio si fuera necesario...

PH

 

Leer más Cartas PH >