___________________________ Cartas PH __________________________


CON LAS MANOS JUNTAS


 

27/03/2011

 

Lo vimos todos en los noticieros televisivos: japoneses hombre y mujeres, orando piadosamente, lastimeramente con las manos juntas, destrozados por el drama que están viviendo. ¡Orando! Con las manos juntas, como nosotros cuando nos ponemos piadosos. ¿Orando a quien? ¿A Buda que no fue sino un filósofo? ¿A Confusio, que más bien es maestro de los chinos?

¡No importa, hermanos, no importa! Esas manos juntas, algunas con guantes por el frío, esas oraciones elevadas a dioses falsos, llegaron a Dios seguramente, al verdadero Dios que ama a todos los hombres y está atrás de Buda, Confusio, Tlaloc o del que sea, y tiene compasión de todos, aún de los que lo ignoran.

El porqué le sucedieron a Japón esa serie de desgracias, es un misterio: terremoto durísimo, tsunami peor que el terremoto y después la amenaza nuclear. ¿Porqué a Japón, Señor, porqué a Japón? ¿Qué ellos son peores que los holandeses, los norteamericanos o nosotros los mexicanos? ¿Quiénes son más pecadores, los paganos o los que hemos conocido a Jesús y hemos sido bautizados y sin embargo vivimos en el pecado, la corrupción, el crimen, los vicios, los innumerables asesinatos llamados abortos, la aspostasía...?

Misterio, hermanos, misterio. Los pensamientos de Dios, como dice la Biblia, son inescrutables, no son los pensamientos del hombre. Después lo entenderemos, cuando a la luz de la Gloria, entendamos todo. Vivimos demasiado cerca del momento histórico y por lo pronto debemos colocar por encima de todos los misterios la infinita justicia de Dios, su infinita misericordia por nosotros. Pase lo que pase a nivel mundial o en nuestras vidas personales, Dios es sabio, Dios es justo, Dios nos ama...aunque no comprendamos el cómo.

PH

 

Leer más Cartas PH >