___________________________ Cartas PH __________________________


¡AY LOS FAMOSOS!


 

13/02/2011

 

Amigos, antes que nada les prometo que nunca he visto a Halle Berry ni en el cine ni por mi parroquia. Esta mulata ya de 44 años tiene una historia “sentimental” notable.

Ganó el Oscar en 2002, de modo que debe ser buena actriz, pero con los hombres no la hace. Yo creo que en su propia película no sería ni nominada.

Después de cuatro años viviendo con Gabriel Aubry, con el que tuvo una hija, se arrejuntó con un beisbolista llamado David Justice y luego con Eric Benét un negro que como el Tigre Woods le salió “adicto al sexo” o sea en extremo mujeriego y ahora anda con Manuela Testolini..

Entonces se fue con Oliver Martinez en un “amor a primera vista”, pero está ahora furiosa porque su amante ya con Kim Kadechian, la modelo más petacona del mundo.

O sea: ¡qué relajo! ¿Dónde quedó el verdadero amor? Ese que nos propone la naturaleza, la psicolgía y la religión. Ese amor pleno que es una donación integral, total, único, para toda la vida, fecundo, estable, feliz.

Alberto Cortés, gran poeta, gran cantante, tiene una canción en que relata qué cosas le dan pena y qué otras de dan alegría. Y entre los versos hay uno que dice que le da “alegría por aquél que tiene un solo amor y le alcanza” y en cambio le da tristeza por “aquél que queriendo llenar su vida cambiando siempre de cama, consigue solo vaciarla”.

¿Cuándo ha sido Halle feliz? ¡Qué de broncas, que de discusiones, que de pleitos y lágrimas! Anda por supuesto en pleito constante por quedarse con la custodia de su pobre hija que el Aubry no le quiere conceder. De paso pobre niña, lo que no habrá visto y oído. ¿Qué idea podrá tener del amor viendo a su madre cambiar de amante como de zapatos? ¿Qué se le podrá pedir a esa niña cuando crezca?

Y lo peor es que este caso no es sino uno de miles de lo que sucede entre los famosos de todos los tiempos. El galanazo llamado en la época de oro de Hollywood “el rey”, Clark Gable, tuvo cinco mujeres, lo mismo que el veterano y siempre sexy Cary Grant. Se pasaron la vida en los juzgados, porque en ese tiempo hasta por lo civil se casaban Ahora ya ni eso....Una notable excepción: el católico y galanísimo Gary Cooper tuvo una sola esposa y murió confesado. ¡Qué diferencia!

No tiene remedio hermanos, la única manera de ser felices en el matrimonio es “a lo católico” para lo cual hace falta mucha preparación y santidad desde el noviazgo. ¡A estudiar se ha dicho, solteros y casados!. Les recomiendo un libro sencillamente sensacional: “El Sexo como Dios manda” del padre franciscano capuchino llamado Ksawery Knotz, que siendo polaco debe ser Javier para nosotros. Es de la editorial LUMEN MÉXICO, un best seller que pueden adquirir en cualquier librería católica. ¡Aprendan a amar de veras!

PH

 

Leer más Cartas PH >