___________________________ Cartas PH __________________________


YO


 

13/11/2010

 

Amigos queridos.

Estoy en mi casa y tocan el timbre de la puerta que no tiene esos miradores como telescopitos, de modo que no sé quien toca.

Pregunto: ¿Quién es?

Responden: Yo

Y me digo: no puede ser, si yo estoy de este lado de la puerta, ¿cómo yo puedo estar afuera? O sea; no sé quien me llama. No sé la identidad de aquél que tocó, porque YO puedo ser yo o él. ¡Que lío, qué angustia! Y mientras medito en estas profundidades metafísicas, cuando abro la puerta, ya se fue aquel YO. ¡Nunca supe su nombre!

Y resulta que cuando Moisés en el Sinaí le pregunta a Dios su nombre, le contesta YO SOY YO, (Yahvé) o sea, no dio su nombre: dijo un nombre-no nombre. El buen Moisés debía dirigir al pueblo de Israel y quería ir “de parte de Fulano”, un dios más de entre todos los dioses que por entonces se adoraban. Y Dios no es un dios más, no es el dios de los israelitas en competencia con los otros dioses de los otros pueblos. “El Dios que llama a Moisés, es realmente Dios: no existe en pluralidad con otros dioses. Dios es por definición, uno solo. Por eso no puede entrar en el mundo de los dioses como uno de tantos, no puede tener un nombre entre los demás.” Fue como decirle: no me coloques un gafete, no necesito nombre ni que me clasifiques. Soy otra cosa.

El Papa Benedicto nos escribe muy bonito acerca de este YO SOY, “La respuesta de Dios es al mismo tiempo negación y afirmación. Dice simplemente de sí: ‘YO SOY EL QUE SOY’. El ES, y basta.”

Y continúa Benedicto haciendo mención de cómo hemos devaluado el nombre de Dios: “Ahora se puede abusar del nombre de Dios y con ello manchar a Dios mismo. Tanto es nuestro abuso que puede hacerlo irreconocible”. Recordemos que ha habido y sigue habiendo quien mate “en nombre de Dios”.

El misterio del yo que estaba detrás de mi puerta, no tiene la menor importancia, pero lo que significa “YO SOY EL QUE SOY”, es algo que debe llenarnos de asombro, adoración, reverencia, sumisión, etc.

¡SANTIFICADO SEA TU NOMBRE!

 

Leer más Cartas PH >