___________________________ Cartas PH __________________________


¡QUÉ PENA!


 

14/07/2016

 

Amigos, no sé si vieron en la tele un desfile de homosexuales disfrazados grotescamente. Fue un espectáculo para llorar. No se sabe con exactitud lo que provoca la homosexualidad, pero es un hecho que se siente atracción por personas del mismo sexo. Pero de ahí a cometer actos homosexuales, practicarlos, vivir de esa manera, hay mucha diferencia. La palabra "gay", si no me equivoco, es inglesa y quiere decir alegre, pero la verdad es que esas relaciones tienen todo menos eso. Cuando nacemos se comprueba si somos hombres o mujeres. Nadie nace con genitales intermedios, aunque puede haber malformaciones de otra índole.

Ni yo ni el Papa ni nadie puede "juzgar" en el sentido de condenar a un homosexual. El juicio se hace sobre el acto, no sobre la persona. Juzgar es un acto de discernimiento sobre cualquier cosa, como decidir por qué camino seguir. No es difícil aceptar que los actos homosexuales son "contra natura" porque "dos tornillos no funcionan, ni dos tuercas tampoco".

Ahora bien: de tener inclinaciones homosexuales a disfrazarse grotescamente y andar por las calles haciendo despropósitos, hay un abismo. Eso es ya un desorden siquiátrico tristísimo.


Amigo homosexual, haz en privado lo que quieras con tus genitales, es cosa tuya, pero no lo presumas y menos de esa manera.

 

Leer más Cartas PH >