___________________________ Cartas PH __________________________


EL PUNTO DE RUPTURA


 

31/12/2014

 

Israel, en medio de pueblos tan poderosos como politeístas, nos revela la existencia de un único Dios, omnipotente, eterno, inaccesible, creador de todo cuanto existe, razón única de la existencia al cual no se atreven a poner nombre pues se revela como YAHVÉ, o sea EL QUE EXISTE.

Por su parte los musulmanes heredan de Israel el concepto de Dios trascendente al cual llaman ALÁ.

Ahora bien, los cristianos, compartiendo el monoteísmo de Israel y de Mahoma, creemos en algo absolutamente insólito: Yahvé, Alá, se hizo hombre en el vientre purísimo y virginal de María de Nazaret.

-¿Pero qué estás diciendo, cristiano loco? ¿Cómo se te ocurre semejante cosa? ¡El Dios trascendente de toda trascendencia, nacido en Belén y en esas circunstancias! ¡Y mira como acabó tu Dios hecho hombre, crucificado como un malhechor! Me dan ganas de soltar la carcajada si no me dieras tanto coraje y tanta pena

-Óyeme israelita, óyeme musulmán: la historia no termina en el calvario. Da la casualidad de que Jesucristo, Dios y hombre verdadero, resucitó como lo había dicho.

-¿Ah sí? ¿Pues donde está, donde vive?

-Agárrate, monoteísta, ¡Jesucristo vive y está realmente presente en nuestros Sagrarios!

-¡Qué horror, qué locura, qué insensatez, qué estupidez! Rasgo mis vestiduras, me tapo los oídos. ¡Adiós para siempre locos perdidos!

Así es, queridos Amigos: entre los cristianos y los israelitas y musulmanes existe una ruptura, se ha abierto un abismo insondable, inmenso, comparable al Cañón del Colorado. Agradezcamos a Dios el ser Católicos y tener la fe absoluta de que Nuestro Señor Jesucristo está en el Sagrario de nuestras parroquias. ¡Tan cerca! Y lo que es más, podemos comernos a Dios en la Sagrada Comunión. ¡De veras estamos rete locos!

 

Leer más Cartas PH >