___________________________ Cartas PH __________________________


LA MANO IZQUIERDA


 

09/12/2013

 

Dijo Nuestro Señor Jesucristo:

“Que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha” refiriéndose a la humildad, discreción y sencillez que deben adornar los actos de Caridad. Los fariseos anunciaban y presumían con trompetas cuando daban algo de limosna, igual que siguen haciendo los gobiernos de nuestra Patria, cortando listones por todos lados, como también las televisoras alardean de sus teletones y juguetones. ¡No se aguantan! “Ya recibieron su recompensa” añadió Jesús.

No así la Iglesia Católica: no hay un desastre en el mundo entero al cual no acuda en ayuda, pero no lo publica en los periódicos ni hace fanfarrias para que la gente aplauda.

Acaba de suceder en la Filipinas un tremendo desastre. Impresionante ver a un barco enorme encallado tierra adentro entre las casas por la fuerza del huracán. Y el Vaticano, por medio del Consejo Pontificio “Cor Unum” envió inmediatamente una primera aportación de 150,000 dólares. Después la Conferencia Episcopal Italiana destinó tres millones de euros para la primera emergencia y Cáritas envió otros cien mil.

Estas cifras las proporcionó L’Osservatore Romano como una información interna de la distribución de las colectas anuales, a nivel mundial, de los católicos. Ciertamente los ingresos de Vaticano son millonarios (no tanto como deberían ser si cumpliéramos con nuestra obligación del diezmo), pero los donativos son también enormes.

¡Transparencia, gritamos los mexicanos, transparencia! ¿Qué sucede con nuestros impuestos? ¿A dónde, en las bolsas de quién, en qué cuentas bancarias van a dar? ¿Quién confía un milímetro en lo que los políticos informan?

PH

 

Leer más Cartas PH >