___________________________ Cartas PH __________________________


BENEDICTO HABLA


 

15/04/2013

 

Benedicto, el amamdo Benedicto, descansa por ahora en Castelgandolfo, en espera de que acaben de arreglar sus habitaciones en la Casa de Santa Marta. Pero no debemos borrarlo de nuestra memoria y darle vuelta a la página porque ahora tenemos a Francisco.

Lo que más he admirado de Benedicto ha sido siempre su enorme facilidad para expresar su penamiento con las palabras exactas. Eso no es tan fácil. Clásico es cuando nos preguntan algo, empezar por “lo que pasa es que”... mientras buscamos cómo decir lo que tenemos que decir. ¿Recuerdan al “vocero” de Fox que nos decía lo que Fox había querido decir?

En su viaje a Colonia para la Jornada Mundial de la Juventud, el 20 de agosto de 2006, habló así de la cercanía de Dios entre nosotros:

“Aquí, en la Hostia Consagrada, Dios está ante nosotros y entre nosotros. Se oculta misteriosamente en un santo silencio, y desvela precisamente así el verdadero rostro de Dios. Está presente como entonces en Belén. Y nos invita a la peregrinación interior que se llama adoracíon. Pongámonos ahora en camino para esta peregrianción y pidámosle a Él que nos guíe.

Todo cristiano debe confrontar continuamente sus propias convicciónes con los dictámenes del Evangelio y de la Tradición de la Iglesia, esforzándose por permanecer fiel a la palabras de Cristo, incluso cuando es exigente y humanamente difícil de comprender. No debemos caer en la tentación del relativismo o de la interpretación subjetiva y selectiva de las Sagradas Escrituras. Solo la verdad íntegra nos puede llevar a la adhesión a Cristo, muerto y resucitado por nuestra salvación”.

“La peregrinación interior que se llama adoración”...¡Qué frase luminosa! Adorar a Dios, aprender a adorarlo, adorarlo continuamente sobre todo ante el Sagrario. Adorarlo embelezados y felices ya desde esta vida porque nuestro quehacer en la eternidad será excatamente eso: adorarlo sin fin...

¡Gracias Benedicto!

 

Leer más Cartas PH >