___________________________ Cartas PH __________________________


LLEGÓ EL “CHACHALAS”


 

11/10/2012

 

En enero de 1959 (tenía yo 30 años), fundamos en la Parroquia de Clavería el GRUPO ALPINO CLAVERÍA y nos dedicamos frenéticamente a la escalada sobre todo de nuestras montañas nevadas. Salíamos en todas las épocas del año, lloviera o tronara. Fue tan fuerte el GAC, que llegamos a tener un autobús propio que por cierto nunca dio buen servicio, pero en fin.

Perteneció al GAC el inolvidable Fernando Martinez,el “Sherpa”, fallecido trágicamente en un accidente de tránsito en diciembre del 2009, escalador infatigable que llegó a los Himalayas.

También militaba con nosotros el querido “Cáchalas”, por sobrenombre Alejandro Velásquez, simpático y amable, compañero, alegre, sencillo.

Y el Chachalas acaba de morir también, auxiliado con los Sacramentos de la Iglesia, acompañado en su dolorosa enfermedad por los alpinos que nunca lo olvidaron.

Llegó a la “última cima”, el Cielo. Hace tiempo envié una CARTA PH con ese tema: la última cima no es el Popocatépetl, no es el Pico de Orizaba (cima de México) ni es el Everest: nuestra cima cima, es la Gloria, muy por arriba de los Himalayas.

Todas las escaladas que pudimos realizar, todas las cimas que gozosamente coronamos, no fueron las últimas. Si no llegamos a la Gloria, fracasamos como alpinistas y como cristianos.

Acaba de llegar de España una película precisamente con ese título, “La Última Cima” que relata la vida y muerte del Sacerdote Pablo Domínguez, extraordinario a todo punto de vista. Era Doctor en Filosofía y Teología, notable conferencista, simpático como él solo, activísimo y alpinista que encontraba en la montaña, como nos sucedía en el GAC, un contacto vivísimo con Dios ¡Como recuerdo las Eucaristías con los muchachos!

Pablo murió después de coronar el Moncayo, en los Pirineos, descendiendo en compañía de una muchacha también extraordinaria mujer de fe.

Nuestros amigos Fernando el Sherpa y Alejandro el Chachalas, llegaron también a su última Cima, donde nos esperan para darnos como antes hicimos, un abrazo enorme celebrando el triunfo en las cimas de nuestro México.

¡Hasta la vista Sherpa, hasta la vista Chachalas!

 

Leer más Cartas PH >