___________________________ Cartas PH __________________________


PORTA FIDEI


 

28/10/2011

 

Amigos Católicos:

El año que viene (si no se acaba el mundo, esto es) se cumplirán 50 años de la iniciación del Concilio Vaticano II y 20 de la edición del Catecismo de la Iglesia Católica. Por tal motivo el Papa Benedicto ha declarado a 2012, desde el 11 de octubre, el año “LA PUERTA DE LA FE” que finalizará hasta el 24 de noviembre del 2013, fiesta de Cristo Rey.

Desde que Joseph Ratzinger era seminarista, sus condiscípulos se admiraban de la facilidad como formulaba sus pensamientos, facilidad que por lo visto no ha perdido. ¡Cuántas veces no hallamos las palabras para expresar nuestras ideas! Pero el Papa en la Carta Apostólica que lleva el título de esta humilde carta ph (así, con minúsculas), en el primer párrafo nos ilumina de un modo extraordinario. No resisto la tentación de transcribírselo tal cual.

“La Puerta de la Fe” (Hch 14,27), que introduce en la vida de comunión con Dios y permite la entrada en su Iglesia, está siempre abierta para nosotros. Se cruza ese umbral cuando la Palabra de Dios se anuncia y el corazón se deja plasmar por la gracia que transforma. Atravesar esa puerta supone emprender un camino que dura toda la vida. Este empieza con el Bautismo (Rm 6,4), con el que podemos llamar a Dios con el nombre de Padre, y se concluye con el paso de la muerte a la vida eterna, fruto de la resurrección del Señor Jesús, que con el don del Espíritu Santo, ha querido unir en su misma gloria a cuantos creen en Él (17,22)”.

¡Qué compacto resumen de nuestro camino hacia la eternidad feliz a la que estamos llamados! En unas cuantas líneas está expuesta la importancia de nuestra Fe y de la Iglesia a la que pertenecemos desde nuestro Bautismo. Por supuesto en aquella ya lejana ceremonia, cuando éramos bebés en brazos de mamá, no hicimos ningún acto de Fe, pero nuestros padres, padrinos y todos los presentes, sí lo hicieron: el sacerdote preguntó a los presentes: ¿Creen ustedes en Dios Padre Todopoderoso, Creador del Cielo y de la tierra? Y ante la respuesta afirmativa, también interrogó acerca de Jesucristo y del Espíritu Santo y de la Iglesia Católica, esperando la misma respuesta. En la Fe de la Iglesia ahí presente fuimos bautizados y después fuimos educados en esa misma Fe por la catequesis impartida en la familia, en la parroquia y en un colegio católico si tuvimos la suerte de contar con ello.

Por eso los saludé en esta ocasión con el nombre de “Católicos”, para hacer énfasis en la Fe que nos une en la Iglesia. El año “La Puerta de la Fe”, será una ocasión magnífica para profundizar nuestro Credo (¿te lo sabes todavía de memoria?), aprovechando las enseñanzas del Catecismo de la Iglesia Católica.

¡Qué oportunidad de vivir el gozo de ser Católicos!

 

Leer más Cartas PH >